Archivo | abril, 2015

A ritmo de ranchos

20 Abr

Pimientos verdes, costillas, alcachofas, tajo bajo, cebolla, espárragos blancos, engañamaridos, caracoles, laurel, tomate, ajos, patatas, pimientos rojos, espárragos trigueros, huevos…199 mujeres dispuestas a mostrar sus mejores saberes culinarios con su mejor receta de rancho, pero sobre todo con muchas ganas de compartir una jornada disfrutando, conociendo a otras mujeres de nueve pueblos de la comarca y conociendo el patrimonio cultural de Velilla de Ebro.

El cielo cubierto se fue despejando a medida que los olores de los sofritos empezaban a llenar la plaza de España. Y es que ante esto, hasta la lluvia se rinde. Quizá fuera por San Nicolás, patrón de la localidad y guardián, que no quiso permitir que nadie ni nada aguara la fiesta. Tres autobuses desembarcaron con mujeres venidas de 8 localidades de nuestra comarca y poco a poco todas empezaron a tomar sus posiciones con sus utensilios de cocina y sus ingredientes secretos. Las anfitrionas, las mujeres de Velilla de Ebro, las recibieron con un café y con unas pastas. Había que estar bien despierto y con energía. El tiempo para cocinar echaba a andar.

Los romanos tampoco se quisieron perder la fiesta y aprovecharon para enseñar, orgullosos, su maravilloso patrimonio a 80 mujeres que asistieron encantadas a dos visitas teatralizadas por el yacimiento de Lépida Celsa.

Y llegó la hora del jurado. Y la hora de comer. ¿Difícil elegir cuál era el mejor rancho? Se las vieron y se las desearon. Y al final, en unas votaciones apretadísimas, la asociación de mujeres de La Zaida se alzó con el premio. Después, jotas, bingos, bailes…nadie se quería ir…

Pero el verdadero premio fue compartir una jornada estupenda. Un auténtico espacio de convivencia. Por eso muchas gracias al ayuntamiento de Velilla por dar el soporte logístico; a la asociación Los trabajos de Hércules por animar durante todo el día y por poner en valor su patrimonio cultural; a las maravillosas e incansables mujeres de la asociación de mujeres de Velilla de Ebro, que dieron un recital de hospitalidad y amabilidad, y a todas las mujeres de todas las asociaciones de mujeres de Pina de Ebro, Quinto, Gelsa, La Zaida, Alborge, Cinco Olivas, Sástago y Escatrón por haber querido participar.

Muy orgullosos de todas ellas. GRACIAS.